A pie por el Sendero del Bohilgues PRV. 131.6


 

Objetivos generales de la propuesta.
El Rincón de Ademuz es una  comarca  valenciana de interior, situada en la parte N.O. de la provincia de Valencia, aislada geográficamente de ella al estar enclavada entre las provincias de Teruel y Cuenca. Esta circunstancia hace más atractiva su visita.  

El recorrido que se expone tiene como objetivo dar a conocer un pequeño rincón  valenciano mediante la visita guiada a pie por el sendero del Bohilgues.

Metodología y organización de la visita.
La metodología a seguir consiste en acompañar y explicar por parte del guía el recorrido del sendero del Bohilgues.

Descripción de la visita.
Por la mañana, se visitará brevemente el casco urbano de Vallanca. Se encuentra en el S.O. del Rincón de Ademuz, lindando su término por el sur y el oeste con la provincia de Cuenca, por el norte con Castielfabib y por el este con Ademuz. Está situada, de forma escalonada, en la ladera sur del cerro, a 950 m de altitud.

En 1695 Vallanca fue nombrada villa por privilegio real dado en Madrid por Carlos II y, tras cuatro años se trazaron los límites de su término municipal, habiendo quedado constancia de ello en un documento en el que aparecen las personas que pusieron los mojones, cuyos apellidos de origen aragonés y navarro indican que fue repoblada, tras la reconquista de Jaime I, por gentes de ésos lugares. Hasta esa fecha Vallanca había sido aldea de Ademuz. A sus pies discurre, profundamente encajonado, el río Bohilgues, que nace en la partida de la vega, a unos 2 km. al sur de la población para seguir serpenteando sobre piedra tosca hasta su desaguadero en el río Turia junto a la población de Ademuz.

La hoz se sitúa en su curso medio, se trata de un valle encajado que las aguas han ido excavando sobre los materiales carbonatados por los que atraviesa. El río transcurre entre altas paredes de roca, salvando mediante pequeñas cascadas los desniveles existentes en el interior de este hermoso paraje. Lo primero que llama la atención conforme nos adentramos aguas abajo por el sendero, es la exuberante vegetación que acompaña el cauce durante su recorrido.